Mi infancia son recuerdos

por | 21/05/2019 | Comedor, El Patio Interior

Soy Ana Mar García Enríquez, o Ana de Color, ex alumna y ahora monitora de comedor del Siglo…

Cuando de pequeña el reloj marcaba las 12.30 sabía que había llegado el recreo largo y la hora de comer, y aunque aprender y estar en clase me encantaba, también ansiaba, como todos, esas dos horas de inventar, de jugar, y de comer, que desde siempre es uno de mis momentos preferidos del día. Recuerdo mirar el menú en la nevera por la mañana y definir el día como “bueno” o “malo” por la comida que había, o lo maravillosamente largo que era ese recreo y como disfrutabamos aprovechándolo; y por supuesto cómo era mi monitora o mi monitor de comedor. Y es curioso, porque hay muchas cosas que no recuerdo del cole, los momentos se van difuminando, pero esas dos horas del día, mi comida preferida y la que no, y a mis monitores los recuerdo perfectamente. Pues era un tiempo con mis amigos y amigas, donde se iban forjando amistades, se iban rompiendo otras, crecía nuestra personalidad y afrontábamos nuestros miedos.

Y un día, me vi ahí en el patio, reviviendo esos momentos, con otra altura, otra mente y otra edad. Esta vez, veía, como quien ve una obra de teatro: esas amistades que iban y venían, ese aprendizaje, ese respeto de normas, ese fútbol y sus problemas de equipo, y ese crecer poquito a poco y afrontar el miedo a las lentejas, y esa felicidad, al abrir la puerta de la clase, porque llegaba el tiempo de jugar a inventar.

Y es que, ese día, ya no me vi como niña, me vi como monitora, y al observar todo eso, supe lo importante que era lo que estaba haciendo. Me di cuenta de que tenía que ayudarles a resolver sus problemas de juego, pero también dejarles hacerlo solos; me di cuenta de que podía convertir una comida no preferida en favorita, que la hora de comer es también una etapa que aprender y que a gustos colores igual que sabores.

Y, sobre todo, me di cuenta, de que dos horas pasan volando cuando eres mayor, pero pueden ser igualmente intensas que de niña.

Con cariño por su trabajo al equipo de monitor@s.

Ana.